17 de abril de 2010

No tengo a donde ir...


Facto Delafé y Las Flores Azules fueron un rayo de luz que apareció en nuestras vidas poco antes de movernos a Berlin hace casi dos años. De hecho, llegamos tarde a nuestra propia fiesta de despedida porque fuimos a un concierto que dieron en la playa Masnou en el que -sin ellos saberlo- respondieron algunas dudas existenciales que me rondaban por aquél entonces.

Ahora, dos años después, Facto ya no está, y Delafé y Las Flores Azules siguen con tanto -o mas- amor que antes, iluminando las tardes aún frías de la primavera berlinesa, con recurrentes y sutiles referencias a las setas, sagradas setas, y como siempre, al amor, al niño, a la maquina que se hace caca y a este camino que cada uno andamos a nuestra manera y que solemos llamar vida.

Elijo esta canción de su anterior álbum (Solo palabras), porque para mi las ultimas frases de este tema fueron un mantra durante el proceso de partir de Barcelona y abrazar un interrogante llamado Berlin, que ahora me alegro de haber perseguido.

No tengo a donde ir, así que iré a cualquier lugar.

Gracias chicos, os queremos! :)

Delafé y las Flores Azules en Facebook y en Myspace

1 comentarios:

Ironic Dolly dijo...

Espero que ami también me ayude. Te quiero.

Publicar un comentario