13 de junio de 2010

De información y cajitas.


La materia prima de la realidad es la información. Todas las cosas tienen unas cualidades (forma, color, sabor, situación en el espacio y el tiempo, etc...) que en forma de signatura energética, nuestros cinco sentidos decondifican para crear la imagen "externa" del mundo, la realidad y la vida que tenemos.

Eso es evidente cuando el simple hecho de alterar los químicos de tu cerebro (tomando drogas alucinógenas o bajo el efecto de las sustancias psicodélicas que hay en el cerebro, como la Dimethiltriptamina -DMT-, encargada de los sueños) toda la imagen que tenemos del mundo "externo" cambia. Si la realidad fuera solida y de una sola forma, sería imposible que cambiando los químicos que conectan los sentidos con el cerebro, cambiara la forma en como vemos la realidad. Y cambia. Y mucho. Y se siente tan abrumadoramente real como -y a veces mas- la "realidad" habitual.

Nuestro cerebro y emociones, sintonizan con "ríos" de información que están en el aire, de la misma forma que un receptor Wi-Fi sintoniza con las ondas que transportan internet y que están diseminadas en el espacio. Dependiendo de tu nivel vibratorio o estado anímico (miedo, amor, pánico, goce, paz, guerra) y de la estructura de creencias que hay en tu cabeza (lo que crees que es posible y lo que no, lo que crees que mereces y lo que no, etc...) tu experiencia de la realidad irá por un camino u otro. Desdeluego, mantener en tu cabeza y corazón el miedo a que te atropellen, te da muchos mas números para vivir esa experiencia que si jamás te pasa por la cabeza.

La realidad es solo energía (información) llenando lo que hemos llamado "vacío". Lo que percibimos como real (objetos, experiencias, sitios, personas) lo estamos materializando porque hemos sintonizado con ello. Por esa misma razón hay personas en el mundo con los que jamás nos cruzaremos. Es decir, personas que desde nuestro punto de vista individual, ni siquiera existen. Porque vibramos tan distinto, que no hay compatibilidad alguna de frecuencias y por lo tanto, no hay manera de que ese sujeto y tu compartais la "emisión" de realidad que uno y otro estáis sintonizando.

A donde quiero llegar con esto? Bien. Si miras el mundo desde un punto de vista de los cinco sentidos, la conclusión mas fácil a la que se puede llegar es esta: Estamos jodidos. Parece que todo se hunde, que el control y las actitudes totalitarias y bélicas incrementan, que la pobreza crece, que la deshumanización en pro del materialismo no tiene fondo y que muchas otras profecías oscuras nos acechan.

Pero si eres consciente de que tus sentidos, solo confirman las sospechas de tu mente, todo cambia. Cambia porque puedes reprogramar tu antena (basada en creencias, dogmas, miedos y supersticiones) para dejar de experimentar la materialización de esos ríos de información que estás "llamando" y puedes decidir que cosas quieres experimentar. Que realidades quieres vivir.

Es tan simple que el cerebro te dirá que no lo entiendes. Le buscarás tres patas al gato y le darás tres giros mas a la tuerca. No es necesario. Solo tienes que hacer frente a una creencia base que es la que te separa de vivir esta realidad flexible de la que te hablo: "Lo que hay fuera, está separado de mi". Eso es falso. Cualquier físico honesto lo sabe. Cualquier místico de cualquier cultura lo ha sabido. Lo que hay fuera de ti, es la parte que escoges experimentar de ti, proyectada en el exterior. Algo así como una proyección holográfica de la que tu, eres el proyector.

Cuando consigues convencerte de que no hay tal cosa como "fuera de mi" (algo que puede dar vértigo, hasta que se interioriza) entonces comprendes que todas las posibilidades existentes para cualquier situación (desde el destino del universo hasta lo que harás en una hora) existen a modo de "posibilidad". Y el siguiente paso, es darse cuenta que tenemos la tecnología para elegir que posibilidades queremos materializar o manifestar.

Es tan simple como sentir que esa posibilidad que queremos es real. Sentirla dentro. Visitar ese "río" de información. Crear sentimientos acorde con eso que quieres vivir. Sin depender del resultado, pues depender del resultado genera el miedo a no conseguir. Y el miedo tambien sintoniza. No querrás materializar aquello que no deseas, verdad? Entonces solo centrate en lo que te hace sentir bien respecto a eso que quieres vivir, no en el temor a que no ocurra, o el temor a que no sea placentero cuando lo vivas.

Por poner un ejemplo: Si te visita tu madre, no ordenarás la casa cuando ya lleve tres días ahí. La ordenarás antes. La adaptarás en mayor o menor medida para ella. Pues de eso se trata. Si quieres vivir una experiencia determinada, o una relación de algún tipo, solo tienes que hacer una pista de aterrizaje para esa experiencia. No puedes pretender meter un litro de agua en un vaso de chupito, esperando que el vaso se haga grande para que quepa un litro de agua dentro. Tienes que crear esa botella de un litro, aunque te parezca tonto tenerla vacía. Solo así la podrás llenar.

Mientras creas firmemente en todo lo que crees acerca de la realidad, no podrás ver el otro lado. Es imposible que llegues a ver algo que no contemples como posible, porque TU haces que las cosas sean posibles o no lo sean para ti.

Si te preguntas porque nadie te quiere, porque no encuentras el amor, porque no encuentras trabajo o porque siempre tienes problemas con eso o lo otro...cambia la pregunta. Haz la pregunta correcta. "Porque quiero experimentar esto?" y si no quieres experimentarlo, date cuenta de que esta tecnología, esta forma de elegir una realidad u otra funciona siempre. Es un fundamento de la realidad. Así que aunque ignores que estás eligiendo vivir todas las cosas que vives, así es. Si realmente estás viviendo algo que no quieres vivir, no tienes porque hacerlo. Eres libre de experimentar el miedo o el sufrimiento si así lo deseas. Pero antes de quejarte la proxima vez, recuerda que es tu responsabilidad y está dentro de tu capacidad de elección, el elegir "vibrar" a otra frecuencia. No es ni culpa de los banqueros sionistas, ni de los Bilderberg, ni de la iglesia, ni de tus padres, ni de la gente que te rodea. Si todas esas cosas han tenido o tienen influencia sobre nosotros, es porque nosotros las hemos hecho reales y poderosas creyendo que lo son.

Sintoniza otro canal. Reprograma tus creencias y haz espacio para que otras cosas mejores entren.

Solo depende de ti. Siempre ha sido así y siempre será así. Lo creas, lo quieras o no.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada